sábado, 11 de septiembre de 2010

Paciencia

Estoy cansado de esperar. Sí, muy cansado. Pero soy muy paciente, demasiado, quizá. Agua hirviendo y un huevo.  Leo a Javier Marías, no lo había hecho antes, por desgracia. Ha sido un buen descubrimiento. He tenido paciencia al no haber leído a este buen hombre antes. Pimientos verdes y pasta. Estoy en la cocina de mi casa leyendo, junto a la ventana, por donde sale el humo del cigarro que acabo de terminar. últimamente mi casa es enorme. Cebolla, soja y cerveza. A lo lejos suenan los Ramones, el Pleasant Dreams, me da pereza ir hasta el equipo de música y levantar la aguja. Así que mientras cocino, maldigo mi mala suerte, leo, apago un cigarrillo y espero ... suenan de fondo los Ramones, como la banda sonora de lo que coño sea esto que me está pasando.

1 comentario:

elcefiro dijo...

Javier Marías es imprescindible porque habla del tiempo desde un punto de vista intrínseco al mismo tiempo, casi extraterrestre.