jueves, 3 de febrero de 2011

Paté de Jean Paul a la Thermomix

Llegados a este punto en el que la luz no llega a entrar por completo me veo en la obligación de decir que Jean Paul, una vez más, vuelve a estar a la contra. Es bastante complicado que nuestro e.p. vea la luz este año, muy a nuestro pesar, todos los planes que hacían que el proyecto de sacar disco tuviera un punto de realidad se derrumbaron la semana pasada. 
Seamos claros, lo que hace falta es dinero, algo de lo que carecemos, no mucho, porque todo se haría a pequeña escala, pero claro, lo principal es que el "producto" sea de una calidad buena, hablo del vinilo, y que la promoción de éste sea competitiva y haga que el disco se conozca lo máximo posible, eso vale un dinero. No queremos sacar al mercado un cd en una carpeta de cartón y que nos haga una promoción un tío sentado delante de su ordenador 12 horas, creo que esa no es la idea, por lo menos la nuestra.
Desde el día del derrumbe llevo pensando profundamente en qué diablos hacer para que cuatro canciones vean la luz. Hay opciones muy claras, una de ellas es colgar los temas en internet y que los/as interesados/as disfruten de esas canciones, pero ya estamos rompiendo la idea, no me importa que la gente no compre un disco, me importa que no lo puedan disfrutar en su totalidad, un e.p. de 10 pulgadas en vinilo de 180 gr. es mucho mejor que bajarse las canciones en mp3, no lo podréis disfrutar como realmente se debe disfrutar. Lo hago por vosotros. Así que no voy a colgar mis canciones en internet sin antes tener el vinilo.
Otra opción es la del cd de cartón, pero creo que ha quedado claro que ese no es el camino a seguir.
Otro camino es el de siempre, volver a arruinarme y apostar a muerte por mi proyecto, pero eso conlleva préstamos, nervios, estres, enfados, el peso de todo y tener que deberle cosas a la gente. Tuve un desprendimiento de retina hace más de una año y no quiero volver a tener otro, así que descartado de momento.
Y la opción más viable de momento es que la SGAE que tanto me adora, me dé un adelanto de autores, que mi manager se involucre en el proyecto y se haga mi socio y que me toque la primitiva. 
O que mis numerosos fans repartidos por toda la geografía española se hagan también mis socios. 
Entonces sí, todo marchará como lo había planeado. 

1 comentario:

elcefiro dijo...

Yo quiero desgustar esas canciones en vinilo. Quiero abrir la carpeta y pincharlo en mi equipo. Sentarme a escucharlo mientras me fumo un par de cigarros y sentir que comprarme ese disco ha sido lo mejor que he hecho en todo el día.